Hormigón Estándar

Su resistencia a la compresión, a la tracción y a la flexión, junto con la ductilidad y capacidad de adaptación que lo caracterizan, hacen del hormigón un producto ideal para todo tipo de estructuras. Desde viviendas hasta los más avanzados proyectos de ingeniería civil.